jueves, 22 febrero 2024

¿Puede explicarnos de qué se trata su labor dentro del marco de este interesante Foro?

El Foro de París sobre la Paz es una iniciativa lanzada en 2018 con el fin de crear una plataforma multisectorial en París para tratar temas de gobernanza global. A lo largo del año, el Foro trabaja para fortalecer la gobernanza de bienes comunes, como son el Espacio, el ciberespacio o los océanos, y para mejorar la gestión internacional de los asuntos globales, el desarrollo de la IA y tecnologías disruptivas, o la transición ecológica y social de la economía
Su evento anual convoca a jefes de estado y gobiernos, directores de organizaciones internacionales, líderes de la sociedad civil y ejecutivos del sector privado en pro de iniciativas concretas que dan un gran espacio a los países en desarrollo. Dentro de su Departamento de Políticas, soy responsable de las líneas de trabajo relacionadas con el Espacio exterior y asuntos digitales y económicos, que en particular incluyen dos grandes iniciativas: el Llamamiento de París para la Confianza y la Seguridad en el Ciberespacio, con el fin de asegurar una Internet libre, abierta y estable, y la iniciativa ‘Net Zero Space’ referida a la sostenibilidad espacial.
En 2023, se seleccionarán 60 propuestas que podrían ser presentadas ante la comunidad internacional durante la sexta edición del foro de parís sobre la paz que tendrá lugar en noviembre. ¿Qué puede contarnos o comentarnos al respecto? ¿Cuántas de ellas podrían estar relacionadas con el sector espacial?
La historia ha demostrado que la cooperación internacional es clave para superar los desafíos globales y asegurar una paz duradera. Desde el 2018, el Foro de París sobre la Paz funciona como una plataforma que convoca a todos los actores de alrededor del mundo, movilizados con el objetivo de fomentar soluciones innovadoras multi-actor ante los desafíos en común que enfrentamos, a través de su Convocatoria de Soluciones anual, que ha obtenido más de 460 proyectos alrededor del mundo hasta el momento.
La Convocatoria de Soluciones 2023 consiste en 10 temas, incluyendo el gobierno del espacio exterior a través del tema “Promoviendo un acceso justo al Espacio exterior para los Países en Desarrollo con el fin de acelerar los ODS y el crecimiento”
La Convocatoria de Soluciones 2023 consiste en 10 temas, incluyendo el gobierno del Espacio exterior a través del tema “Promoviendo un acceso justo al Espacio exterior para los Países en Desarrollo con el fin de acelerar los ODS y el crecimiento”. Estamos muy contentos con la cantidad y calidad de las nominaciones relacionadas con el Espacio exterior.
En estos momentos, un comité independiente de selección está revisándolas para elegir los 50 proyectos que se presentarán personalmente en el evento de noviembre. La idea es siempre tener un equilibrio en relación a la cantidad de proyectos para cada uno de los 10 sub-temas, siempre observando un mínimo de tres. ¡Estad atentos, los proyectos seleccionados serán anunciados muy pronto!
Basura Espacial
En otros años, ¿se han recibido propuestas para lograr un uso sostenible del espacio exterior entre hoy y 2030?
En las últimas dos ediciones del Foro, siete proyectos que trabajan en soluciones prácticas para lograr un uso sostenible del Espacio exterior han participado en forma presencial en nuestro evento anual: dos de instituciones académicas y cinco de actores del sector privado.
De éstos, dos han provenido de Japón (La Universidad de Tokio, Astroscale), dos de los EE.UU. (CisLunar Industries, de la Universidad de Colorado en Boulder), uno de Francia (Share My Space), uno de Alemania (Orbit Recycling), y uno de la India (Digantara). Los métodos presentados por estas soluciones han ido desde promover regulaciones y normas de buen comportamiento, pasando por el reciclaje en órbita y la reutilización de desechos, hasta soluciones pioneras en Remoción Activa de Desechos y Consciencia Situacional Espacial.
¿Qué actividades o medidas se llevan a cabo durante el año para mitigar la generación de nuevos desechos espaciales en órbita y dar solución a los ya existentes?
El ADN del foro es político. Siendo así, enfocamos el asunto desde el punto de vista de las políticas. El principal objetivo de la Iniciativa ‘Net Zero Space’ es generar mayor consciencia política respecto a la emergencia que supone la basura espacial y ofrecer una plataforma para diagramar una normativa consensuada y soluciones operativas para hacerle frente.
En el marco de la Iniciativa ‘Net Zero Space’, dos grupos de trabajo han, por ejemplo, convocado a actores de toda la cadena de valor del sector espacial y de todo el mundo en 2022 con el fin de diseñar propuestas de políticas que apuntan a incrementar la interoperabilidad de las regulaciones nacionales así como discutir una mayor armonización respecto a la identificación de riesgos de colisión en órbita.
En 2023, los actores están enfocados, por un lado, en el concepto de capacidad de carga, y por otro, en la regulación de actividades de llegada y de permanencia en órbita.
¿Existe una preocupación significativa sobre la basura espacial y respecto a lograr la sostenibilidad en el sector?
Aunque todavía hay muchas diferencias en la forma en la cual diferentes actores encaran este problema, sí existe una clara preocupación internacional respecto al incremento de la basura espacial y la necesidad de enfrentarla de forma urgente.
Ahora es el momento de unir fuerzas para armonizar la forma en la cual encaramos la sostenibilidad espacial en todo el sector, y de diseñar marcos eficientes e innovadores de gobernanza con el objetivo de asegurar que nuestro ambiente orbital continúe siendo utilizable para el beneficio de todos.
¿Qué puede hacer la industria para generar consciencia a nivel político, y de cara al público en general, para proteger mejor el ambiente orbital de la Tierra?
¡Antes que nada, unirse a la iniciativa ‘Net Zero Space’! Fuera de eso, es importante que la industria comprenda que son actores en un mercado que es internacional por naturaleza, y por lo tanto, que el diálogo internacional (o su inexistencia) tiene un impacto directo en sus negocios y su capacidad de ofrecer servicios esenciales a todo el mundo.
La iniciativa ‘Net Zero Space’ es una coalición informal de actores comprometidos con garantizar la sostenibilidad espacial. ¿Qué puede decirnos al respecto y cómo está avanzando?

Lo que motivó el lanzamiento de la iniciativa ‘Net Zero Space’ fue que era necesaria una mejor consciencia política seguida de acción para lograr un uso sostenible del Espacio exterior. El Espacio exterior se encuentra, de hecho, en un extraño impasse: si bien existe un fuerte consenso internacional respecto a la urgencia de hacer frente a los desechos espaciales a un nivel técnico, las cosas parecen estar moviéndose muy lentamente. 

Esto es, en parte, porque no tenemos un liderazgo político adecuado, lo cual es clave para identificar objetivos y metas en común, así como para incrementar el incentivo para comportarse de manera adecuada.
Imagen de la constelación STARLINK
La evolución de la consciencia ambiental en la Tierra es un buen punto de comparación al respecto. Si bien ofrece una plataforma para desarrollar propuestas regulatorias orientadas a la acción con el fin de hacer avanzar el debate, sobre todo, la iniciativa se enfoca en lograr que los generadores de políticas y el público en general vean al ambientalismo espacial como un tema tan relevante como cualquier otro.
Si fuéramos a comparar el estado de la gobernanza espacial de hoy en día con un período histórico, no sería tanto el “Lejano Oeste”, sino más bien el Sacro Imperio Romano”
¿Deberíamos incrementar la cooperación internacional uniendo fuerzas con el sector privado, así como con las autoridades y reguladores?
Por supuesto. Cuando escuchamos sobre la gobernanza espacial, a menudo se dice que el Espacio exterior es el nuevo “Lejano Oeste”. Por mi parte, no estoy de acuerdo.
Si fuéramos a comparar el estado de la gobernanza espacial de hoy en día con un período histórico, no sería tanto el “Lejano Oeste”, sino más bien el Sacro Imperio Romano: una enmarañada colección de marcos normativos de diferentes valores, supuestamente coordinados por una autoridad superior (el tratado de 1967).
La prioridad para la gobernanza espacial al día de hoy es, en tal sentido, incrementar la interoperabilidad de los marcos nacionales, así como coordinar mejor las referencias legales existentes con buenas prácticas sectoriales y otras normativas no vinculantes. Esto solo puede lograrse desde un formato multisectorial, en el cual todo tipo de actor, ya sea del gobierno, la industria o bien de la sociedad civil o instituciones académicas, contribuya desde su propia perspectiva.
¿Qué podemos hacer para ayudar con ese propósito, para que nos ayuden a contribuir con los objetivos sostenibles “Net Zero Goal of the Space”?
Todos los actores tienen un rol que jugar cuando se trata de generar consciencia respecto a la importancia de proteger el ambiente orbital de la Tierra. Y no solo los actores directamente involucrados en la construcción, lanzamiento u operación de sistemas espaciales: los usuarios también deberían tomar parte de este importante debate.
Ya sea a través de empresas tecnológicas, universidades, instituciones financieras, productos que utilizan GPS o demás, todos somos usuarios habituales del Espacio, aunque a veces tal vez no nos demos cuenta.
STARLINK, junto con otras constelaciones, representan un gran desafío para lograr estos objetivos. ¿Existe alguna propuesta o iniciativa que pueda ayudar con esta compleja situación?
Las grandes constelaciones indudablemente vienen a cambiar todos los esquemas. Si bien son recursos para llevar servicios esenciales tanto a poblaciones como a gobiernos, representan un cambio de escala en lo que respecta a objetos activos en órbitas.
De hecho, hacen que sea ineludible tener una urgente discusión respecto a estándares mínimos de coordinación de tráfico espacial e intercambio de datos, entre otros temas particularmente sensibles. Antes de que surja un tratado internacional, muchas iniciativas están abordando el impacto medioambiental de tales programas y misiones.
El Space Sustainability Rating (Calificación de Sostenibilidad Espacial) llevado adelante por la EPFL, por ejemplo, está ofreciendo a empresas e instituciones la posibilidad de calificar sus misiones de acuerdo a su nivel de sostenibilidad.
¿Existen aplicaciones interesantes de gestión de tráfico para prevenir colisiones y desarrollar tecnologías innovadoras que ayuden a lograr este objetivo?
La innovación es una parte importante del camino hacia la sostenibilidad espacial. Los sistemas automatizados de prevención de colisiones que se basan en tecnologías avanzadas de IA son un buen ejemplo de innovación para ayudar a resolver este problema. Pero los avances tecnológicos no eliminan el elemento normativo de la respuesta: los sistemas de IA son algoritmos probabilísticos que dependen de grandes conjuntos de datos.
Lo cual no solo significa que uno tiene que tener los datos (en este caso, datos de SSA), sino también que es necesario compartir datos entre actores, entrenar los sistemas de IA con conjuntos de datos similares, y asegurar estándares mínimos para garantizar la interoperabilidad de los algoritmos.
Las tecnologías innovadoras son importantes, pero solo serán clave si se las combina con una gobernanza innovadora.
Share.

Comments are closed.

Contacte con nosotros

Suscríbase a nuestra Newsletter