jueves, 22 febrero 2024
A finales de septiembre, la NASA llevó a cabo la primera demostración de tecnología de defensa planetaria del mundo con la misión DART, la Prueba de Redirección de Asteroides Dobles. Con esta misión, la NASA trataba de demostrar que es posible desviar un asteroide de su trayectoria en el caso de que vaya a impactar con la Tierra. El 26 de septiembre, la NASA logró mover el asteroide Dimorphos en el Espacio, demostrando así una técnica de mitigación viable, conocida como impacto cinético, para proteger el planeta de un asteroide o cometa que se acerque a la Tierra, si se descubre uno.
DART se centró en el asteroide Dimorphos, un pequeño cuerpo de apenas 160 metros de diámetro que orbita alrededor de un asteroide más grande, de 780 metros, llamado Didymos. Ninguno de los dos asteroides supone una amenaza para la Tierra.
En estas pasadas semanas, el equipo de investigación de la NASA ha observado con telescopios terrestres el asteroide Dimorphos para confirmar que el impacto de DART ha alterado efectivamente la órbita alrededor de Didymos en 32 minutos, acortando la órbita de 11 horas y 55 minutos a 11 horas y 23 minutos.
En palabras de Bill Nelson, administrador de la NASA, “todos nosotros tenemos la responsabilidad de proteger nuestro planeta. Después de todo, es el único que tenemos”. “Esta misión demuestra que la NASA intenta estar preparada para lo que el universo nos depare. La NASA ha demostrado que somos serios como defensores del planeta. Este es un momento decisivo para la defensa planetaria y para toda la humanidad, que demuestra el compromiso del excepcional equipo de la NASA y de sus socios de todo el mundo”.
Share.

Comments are closed.

Contacte con nosotros

Suscríbase a nuestra Newsletter