sábado, 15 junio 2024
El sector Espacial se ha ido alejando cada vez más de un modelo de actividad reservada a las grandes potencias y conglomerados industriales para acercarse a uno más accesible, más abierto. El estímulo de nuevos actores, públicos y privados, y la pujanza de potencias espaciales emergentes como la India, dota de un nuevo impulso al sector, transformando el rol de las agencias espaciales nacionales en el proceso.
En apenas poco más de medio siglo, la industria ha pasado de la época de la carrera espacial, con el histórico hito del alunizaje de 1969, a la cooperación global, con la no menos destacable puesta en funcionamiento de la Estación Espacial Internacional. Pero, hoy, el Espacio es mucho más grande: es un momento de ebullición para la industria, con la creación de nuevas compañías, una mayor participación del mundo académico y de avances tecnológicos de calado.
A medida que la industria Espacial evoluciona, también lo hacen agencias espaciales de todo el mundo”
Es, en definitiva, el momento del Espacio comercial. Desde el inicio del milenio, la tasa de crecimiento en el número de empresas privadas del sector se ha más que duplicado, según datos de la firma Arthur D. Little. No en vano, los ingresos generados por la industria espacial mundial podrían llegar a superar el billón de dólares en 2040, según Morgan Stanley.
A medida que la industria Espacial evoluciona, también lo hacen agencias espaciales de todo el mundo. O, incluso, se crean nuevas agencias, como es el caso de la flamante Agencia Espacial Española.
En sus inicios, eran los únicos actores y dinamizadores del sector; hoy, son un elemento más de un engranaje mucho más complejo. Un elemento de capital importancia, sin duda, pero que está redefiniendo su lugar en una constelación sectorial cada vez más poblada.
Por ello, las agencias están transformando su manera de pensar, operar y colaborar con terceras partes. Hoy más que nunca, son ecosistemas que buscan primar la innovación, modelos ágiles y la colaboración abierta. Parte de estos esfuerzos toman forma en proyectos como, por ejemplo, los avances de la Agencia Espacial Europea (ESA) en materia de lanzadores reutilizables.
También, además de en proyectos y estrategia, en hitos en materia de divulgación y comunicación, como el lanzamiento de ‘NASA+’, la plataforma de streaming de la agencia estadounidense. Sin duda, las agencias espaciales buscan, más que nunca, tender puentes con la industria y la sociedad.
Más allá de la exploración y el conocimiento: impacto socioeconómico positivo?
Reportaje
Dejando al margen este momento de cambio, lo cierto es que las agencias espaciales gozan de un prestigio especial y de reconocimiento en todo el mundo gracias a sus aportaciones en materia científica y de exploración. Desde sus inicios y hasta ahora, han sido un elemento indispensable para ensanchar las fronteras del conocimiento humano.
Sin embargo, su papel va más allá: las agencias aportan beneficios de todo tipo para la economía y la sociedad. La inversión destinada a la exploración espacial crea empleos de calidad, impulsa empresas y hace crecer la economía.
En este sentido, la ESA estima que, por cada euro invertido en sus programas, se atraen hasta casi 3 de inversión adicional de terceros.
Por otro lado, sus innovaciones mejoran la calidad de vida de las personas y la investigación en campos paralelos, como la medicina y la protección del medioambiente. Por ejemplo, la Asociación Europea de Empresas de Teledetección (EARSC) recopiló recientemente evidencia cuantitativa de que el uso de los datos de Copernicus Sentinel proporciona un soporte eficaz para diversas aplicaciones reales, desde el diseño y construcción carreteras (fuertemente afectados por cualquier movimiento del terreno, para cuya monitorización el servicio Rheticus basado en Sentinel-1 resultó eficazmente empleado por la agencia estatal de carreteras italiana ANAS), hasta la gestión de incendios, la monitorización de la deforestación o el manejo de derrames de crudo en el mar.
La ESA estima que, por cada euro invertido en sus programas, se atraen hasta casi 3 de inversión adicional de terceros”
En nuestras fronteras, la pujanza del sector privado, la incorporación de dos astronautas nacionales al grupo europeo o la inversión en I+D son pruebas de la buena salud de la industria en el país. Y, por supuesto, destaca el reciente arranque de la Agencia Espacial Española. En el país, la aportación al PIB de las actividades industriales en 2022 de este sector fue de un 0,9%, una contribución que, independientemente de su impacto directo, afecta positivamente de manera inducida al resto de la economía y sectores.
En relación con este aspecto, las agencias espaciales nacionales tienen un papel protagonista a la hora de crear las condiciones necesarias para robustecer dicha aportación. Por ejemplo, facilitando un escenario de cooperación nacional e internacional que acompañe a los retos, también globales, que muchos países deben abordar hoy.
Pasamos a hacer un repaso de la labor de las agencias espaciales más importantes con mayor impacto en el mundo. Entre ellas se incluyen la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Espacial Federal Rusa (RFSA o Roscosmos), la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) y la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO).
NASA – Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio
Reportaje
NASA son las siglas de National Aeronautics and Space Administration. La NASA se creó el 1 de octubre de 1958 como parte del gobierno de Estados Unidos. La misión de la NASA es impulsar avances en ciencia, tecnología, aeronáutica y exploración espacial para mejorar el conocimiento, la educación, la innovación, la vitalidad económica y la administración de la Tierra.
La sede central de la NASA está en Washington D.C. La agencia cuenta con nueve centros, el Laboratorio de Propulsión a Chorro y siete instalaciones de pruebas e investigación situadas en varios estados del país. Más de 17.000 personas trabajan para la NASA.
En sus inicios, la NASA puso en marcha un programa de vuelos espaciales tripulados. Los programas Mercury, Gemini y Apollo ayudaron a la NASA a aprender a volar en el Espacio y dieron lugar al primer aterrizaje humano en la Luna en 1969. Ha sido uno de los mayores impulsores de la Estación Espacial Internacional.
La actividad de la NASA ha generado muchas de las aportaciones que han transformado la humanidad”
Las sondas espaciales robóticas de la NASA han visitado todos los planetas del sistema solar y otros cuerpos celestes. Los telescopios han permitido a los científicos observar los confines del Espacio. Los satélites han revelado gran cantidad de datos sobre la Tierra, lo que ha permitido obtener información valiosa, como una mejor comprensión de los patrones meteorológicos.
La actividad de la NASA se ha extendido por muchos campos de aplicación, enumeramos a continuación sus logros más destacados:
    • Lanzamiento del Explorer-1, el primer satélite artificial de occidente (1958)
    • Alan Shepard, el primer astronauta estadounidense en llegar al Espacio (1961)

    • Programa Apollo. La llegada del primer hombre en la Luna, Neil Armstrong (1969)

    • Puesta en órbita de las sondas Voyager I y II (1977)

    • Lanzamiento de la primera misión del transbordador espacial de la NASA – Space Shuttle (1981)

    • Se reanuda la cooperación rusoestadounidense con las misiones del Programa Shuttle–Mir (1995-1998)

    • Se pone en órbita el telescopio Hubble (1990)

    • Se inicia el lanzamiento de la ISS (1998)

    • Puesta en órbita de Chandra, el telescopio de rayos X más sensible del mundo (1999)

    • Primer robot en Marte – misión Insight (2018): Cuyriosity (2012); Perseverance (2021)

    • Primeras imágenes del telescopio James Webb (2022)

    • Primer lanzamiento de Artemis I que puso en órbita la cápsula Orión alrededor de la Luna (2022)

Después de varias iniciativas para reemplazar el transbordador espacial y no pocas indecisiones políticas, la NASA anunció en 2019, el programa Artemis, con la intención de regresar a la Luna y establecer una presencia humana permanente.
A esto se sumaron los Acuerdos Artemis con países asociados para establecer reglas de comportamiento y normas de comercialización espacial en la Luna. La primera misión se lanzó en 2022 para probar la cápsula Orion. En 2024 se lanzará la segunda que incluirá una tripulación.
Previsiblemente, la tercera misión Artemis llevará una tripulación de cuatro astronautas a la estación lunar Gateway, para desde ahí bajar a la Luna.
La actividad de la NASA ha generado muchas de las aportaciones que han transformado la humanidad, unas en forma de descubrimientos y otras como spin-off, como por ejemplo: el hallazgo de agua en Marte, oxígeno respirable en el planeta rojo, descubrimiento de un planeta muy parecido a la Tierra: Kepler 452-B, alimentos en polvo, auriculares inalámbricos, cámaras de los dispositivos móviles, anticongelante térmico y el deshielo mecánico que mantiene los perfiles aerodinámicos, como las alas del avión, libres de hielo.
La NASA ha documentado más de 1.500 tecnologías que han beneficiado a la humanidad, mejorado la calidad de vida y promovido el bienestar económico.
El gobierno de Estados Unidos cuenta desde 2019 con dos organizaciones espaciales oficiales: la NASA y la Fuerza Espacial de Estados Unidos. Ambas agencias se dedican a mejorar la comprensión y el conocimiento de la nación sobre la nueva frontera, pero cada una tiene un enfoque muy diferente. Mientras la NASA explora nuevos mundos lejanos y mira hacia la última frontera, la Fuerza Espacial tiene la misión de defender la libertad y vigilar la frontera existente.
ESA – Agencia Espacial Europea
Reportaje
La Agencia Espacial Europea (ESA) es la puerta de Europa al Espacio. La ESA es una organización intergubernamental, creada en 1975 con la unión de dos organismos: ESRO (Organización Europea para la Investigación Espacial) establecida en 1962, organismo orientado principalmente al desarrollo de satélites; y ELDO (Organización Europea para el Desarrollo de Lanzadores). Su misión es la de coordinar el desarrollo de la capacidad espacial europea y de garantizar que la inversión en el sector espacial se traduzca en beneficios para los ciudadanos de Europa, y del mundo en general.
La ESA está compuesta por 22 Estados Miembros y al coordinar los recursos económicos e intelectuales de sus miembros, la ESA puede emprender programas y actividades que quedarían fuera del alcance individual de cualquier país europeo. La sede principal de la ESA está en París, Francia, aunque las estructuras de la ESA están muy descentralizadas.
Los primeros pasos de la ESA incluyeron misiones muy variadas como:
  • El lanzamiento de su primera gran misión científica, COS-B, un satélite que vigila las emisiones de rayos gamma en el Universo. Se trata de una de las misiones espaciales más exitosas de la historia, que funcionaría durante más de seis años, cuatro más de lo previsto.

  • Canadá se convierte en Estado cooperante en 1978 y la ESA se une a la NASA y al Reino Unido en el lanzamiento de IUE, el primer telescopio de órbita alta del mundo, que funciona con gran éxito durante 18 años.

  • Lanzamiento del primer cohete Ariane en la Navidad de 1979.

  • Ariane 4, opera entre 1988 y 2003 y establece a la ESA como líder mundial en lanzamientos espaciales comerciales en la década de 1990.

  • El alemán Ulf Merbold se convierte en el primer astronauta de la ESA que vuela en el transbordador espacial estadounidense, durante la misión STS-9 Spacelab en 1983.

  • La misión Cassini-Huygens se lanzó en 1997. Huygens aterrizó en Titán el 14 de enero de 2005, el primer aterrizaje en un cuerpo celeste más allá de Marte.

  • El primer vuelo de Ariane-5 en 1996 acaba en fracaso, pero los vuelos posteriores consolidan a Ariane 5 en el competitivo mercado de los lanzamientos espaciales comerciales, con 25 lanzamientos con éxito hasta 2006.

Desde entonces, Europa ha jugado un papel preponderante en las grandes misiones conjuntas con la NASA. En 2008, se lanzó el laboratorio Columbus de la ESA a bordo del transbordador espacial Atlantis con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS). Con ello, la ESA se convierte en un socio plenamente responsable de las operaciones y la utilización de la ISS y, por tanto, tiene derecho a llevar a sus propios astronautas en misiones de larga duración como miembros de la tripulación residente de la ISS.
Dentro de la contribución europea a la Estación Espacial Internacional, estuvieron los cinco cargueros espaciales ATV (Automated Transfer Vehicle) lanzados en 2008 (Julio Verne), 2011 (Johannes Kepler), 2012 (Edoardo Amaldi), 2013 (Albert Einstein) y 2014 (Georges Lemaître). El objetivo de los ATV era el suministro periódico de experimentos y repuestos, así como de comida, aire y agua para su tripulación permanente, además de combustible para elevar la órbita de la ISS.
El Módulo de Servicio Europeo es también la contribución de la ESA a la nave Orión de la NASA, que enviará astronautas a la Luna y más allá. Proporciona electricidad, agua, oxígeno y nitrógeno, además de mantener la nave a la temperatura adecuada y suministrar la propulsión.
En su estrategia de futuro, la ESA incluye la colonización de la Luna a través de la colaboración internacional. La estación espacial lunar Gateway y un Lunar Lander están ya en su agenda.
ROSCOSMOS, Corporación Estatal
Reportaje
Roscosmos es la agencia gubernamental responsable de los programas espaciales rusos y unas de las principales del mundo. Antes, desde 1992, Roscosmos era conocida como la Agencia Rusa de Aviación y Espacio. Después de una reestructuración en 2015, fruto de la fusión entre la Agencia Espacial Federal y United Rocket and Space Corporation, la industria espacial rusa fue renacionalizada para crear la Corporación Espacial Estatal Roscosmos.
Es la responsable de la mayoría de los lanzamientos espaciales en Rusia, incluyendo los satélites de comunicaciones y los de observación de la Tierra. Con el lanzamiento del primer satélite artificial Sputnik 1 en 1957, la Unión Soviética se convirtió en el primer país en enviar un objeto al Espacio. Posteriormente, en 1961, también fue la primera en poner el primer astronauta en el Espacio, Yuri Gagarin; y la primera mujer al Espacio, Valentina Tereshkova, en 1963.
Es la responsable de la mayoría de los lanzamientos espaciales en Rusia, incluyendo los satélites de comunicaciones y los de observación de la Tierra”
Cuenta con su propio cohete, el exitoso lanzador Soyuz, desarrollado en la década de los 60, que aún es uno de los más importantes a nivel espacial.
También fue el principal propulsor de la Estación Espacial Internacional MIR y de la actual ISS.
Roscosmos se encarga también de la investigación y desarrollo de tecnologías avanzadas: nuevos materiales, sistemas de control de vuelo y propulsión de cohetes. Cuenta con diversos programas, en solitario o en colaboración con otros países, para la investigación y exploración de la Luna y Marte.
Con sede en Moscú, Roscosmos está presidida desde 2022 por Yuri Borisov, quién se enfrenta a una de las etapas más críticas en la carrera espacial rusa. La agencia vive sus horas más bajas por sus problemas de financiación y por los conflictos geopolíticos, como el de la Guerra de Ucrania, que impactan de lleno en el desarrollo y mantenimiento de sus misiones debido a las sanciones internacionales.
Pese a la opacidad del Gobierno ruso sobre este asunto, los expertos internacionales advierten de la debilitada situación de Roscosmos como gran potencial espacial. Rusia, en opinión de los analistas del sector, corre el riesgo de quedarse fuera de los grandes programas internacionales; está descuidando las inversiones en proyectos espaciales civiles para centrarse en los militares; es incapaz de seguir a Estados Unidos o a China, además de las deficiencias técnicas que sus proyectos ponen de manifiesto.
En resumen: da la impresión de que Rusia está perdiendo muchas de sus bazas para mantenerse como potencia mundial en este sector. De hecho, desde el inicio de la Guerra de Ucrania, la andadura Espacial rusa ha tenido más sombras que luces. Debido a ese conflicto, la Agencia Espacial Europea es uno de los organismos que en 2022 decidió suspender su colaboración con el programa lunar ruso. Y como respuesta, el presidente Vladimir Putin anunció la salida de Rusia de la Estación Espacial Internacional, lo que supone la ruptura del principio de cooperación internacional en este tipo de proyectos.
En el terreno de las misiones espaciales, la suerte tampoco ha jugado a favor de los intereses rusos. El pasado octubre Roscosmos lanzó la sonda Luna-25 con el objetivo de volver a hacer historia en el Espacio: convertirse en el primer país en llegar al Polo Sur de la Luna. Nueve días después, la sonda se estrellaba y ponía en cuestión el programa lunar de Roscosmos.
Aunque no sea el mejor momento para la agencia espacial rusa, no hay que olvidar que su papel a lo largo de la historia ha sido clave en la exploración espacial, su conocimiento y en la investigación científica.
Repasemos algunos de sus grandes hitos y conquistas gracias a los que no se podría concebir el Espacio tal y como se nos presenta hoy:
  • 1957: Lanzamiento del satélite Sputnik, el primer objeto artificial terrestre.
  • 1957: La perrita Laika se convierte en el primer animal en órbita a bordo del Sputnik 2.
  • 1960: Se desarrolla el cohete Soyuz, uno de los más importantes para la exploración espacial.
  • 1961: Yuri Gagarin se convierte en la primera persona que se envía al Espacio en un Vostok 1. Completó una sola órbita a la Tierra de 106 minutos.
  • 1963: Rusia envía la primera mujer al Espacio, Valentina Tereshkova, en un Vostok 6.
  • 1970: Primeros datos recibidos desde la superficie de Venus.
  • 1971: Saliut 1 es la primera estación que opera desde el Espacio.
  • 1971: Mars 2 es la primera sonda en impactar en la superficie de Marte.
  • 1975: Venera es la primera sonda que orbita la superficie de Venus y toma las primeras imágenes de su superficie.
  • 1984: Svetlana Savitskaya es la primera mujer en andar en el Espacio.
  • 1986: Primera estación espacial tripulada permanente, MIR, con presencia a bordo permanente
  • 1987: Rusia envía a la primera tripulación en pasar más de un año en el Espacio.

 

CNSA – Administración Espacial Nacional de China
Reportaje
También conocida como CNSA (siglas del inglés China National Space Administration es la agencia espacial nacional de China responsable del programa espacial nacional y de la planificación y desarrollo de las actividades espaciales. La CNSA es una agencia creada en 1993 cuando el Ministerio de Industria Aeroespacial se dividió en la CNSA y la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC). Su sede está en el distrito de Haidian, en Pekín.
La CNSA asume las responsabilidades de: firmar acuerdos gubernamentales en el área espacial en nombre de las organizaciones, intercambios científicos y técnicos intergubernamentales; y también se encarga de la aplicación de las políticas espaciales nacionales y de la gestión de la ciencia, la tecnología y la industria espaciales nacionales.
Los vuelos espaciales tripulados están a cargo de la Agencia Espacial Tripulada de China (CMSA) desde 2015, responsable del programa chino de vuelos espaciales tripulados. La principal responsabilidad de la CMSA es la gestión unificada del Programa espacial tripulado de China, que incluye la estrategia de desarrollo, la planificación, la tecnología general, la investigación y la producción, la construcción de infraestructuras, la organización y la ejecución de las misiones de vuelo, la utilización y la promoción, la cooperación internacional y la publicación de noticias, etc.
Tras tres décadas de desarrollo lento pero intenso desde el lanzamiento de su primer satélite en 1970 (Dong Fang Hong 1 (DFH-1) lanzado el 24 de abril de 1970 mediante un cohete CZ-1 y tenía fines exclusivamente propagandísticos, portando un emisor que emitía la canción “El este es rojo”), China fue consiguiendo diferentes hitos. Situó satélites en órbita geoestacionaria, desarrollaron un rudimentario sistema de geoposicionamiento (Beidou) y dieron servicio a terceros países con sus propios cohetes.
Estos desarrollos situaron a China como un país cada vez más relevante en la exploración espacial, lo que se confirmó hace 20 años, cuando China se convirtió en el tercer país en situar humanos en órbita de forma completamente independiente. A bordo de la cápsula Shenzhou-5, lanzada sobre un cohete Larga Marcha 2F, el taikonauta Yang Liwei inauguraba un nuevo capítulo de la historia espacial de su país. Según las propias autoridades chinas, este lanzamiento marcaría el segundo gran hito de su historia aeroespacial, después del primer lanzamiento orbital de 1970.
A pesar de su corta existencia, la CNSA ha sido pionera en la consecución de varios logros en el Espacio para China, como ser la primera agencia espacial en aterrizar en la cara oculta de la Luna con Chang’e 4 y traer material de vuelta de la Luna con Chang’e 5, la segunda en aterrizar y orbitar con éxito un rover en Marte con Tianwen-1 y la creación de la estación espacial Tiangong en 2021.
JAXA – Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial
JAXA se constituyó en 2003 para aglutinar todas las iniciativas espaciales promovidas por el Gobierno nipón. La integración de la Agencia Nacional de Desarrollo Espacial de Japón (NASDA – establecida en 1969), dedicada al desarrollo de vehículos de lanzamiento de gran tamaño como el H-IIA, satélites y la Estación Espacial Internacional; el Instituto de Ciencias Espaciales y Astronáuticas (ISAS), dedicado a la investigación espacial y planetaria; y el Laboratorio Aeroespacial Nacional (NAL), dedicado a la investigación y el desarrollo de tecnologías aeroespaciales de nueva generación, dio como resultado un enfoque continuo y sistemático desde la investigación básica hasta la aplicación práctica bajo un mismo techo.
Es la principal agencia de Japón, responsable de la investigación, el desarrollo y la implementación de tecnología en el Espacio. Su punto de despegue como actor clave en el sector espacial se sitúa en 1970, cuando Japón se convierte en el cuarto país del mundo en poner en órbita con éxito su primer satélite, el Ohsumi.
Han pasado cinco décadas desde aquel lanzamiento que Japón no ha desaprovechado para alzarse como uno de los líderes mundiales en tecnologías espaciales: ciencia espacial, vuelo espacial tripulado, observación de la Tierra y transporte espacial.
Los cohetes constituyen una de las fortalezas de la agencia espacial nipona. Dispone de diferentes vehículos de lanzamiento para adaptarse a cada misión.
El H3, es el cohete insignia de transporte pesado de nueva generación de JAXA. Fue lanzado por primera vez en el año contable japonés de 2021.
El H-IIA es un cohete de apoyo principal a gran escala que da soporte a las misiones de satélites y sondas espaciales, mientras que el H-IIB es un gran sistema de transporte que lleva suministros a la Estación Espacial Internacional.
Es destacable también el Epsilon, un cohete de combustible sólido diseñado para poner satélites en órbita.
Japón cuenta con una larga y reputada tradición en observación de la Tierra, imprescindibles hoy en día para la previsión meteorológica, la gestión de riesgos y emergencias o la vigilancia medioambiental.
JAXA lanzó en 2009 el primer satélite de Observación de Gases de Efecto Invernadero (GOSAT) del mundo, denominado IBUKI. Este satélite monitorea las concentraciones atmosféricas globales de CO2 y metano.
Nueve años más tarde, el país nipón lanzó el IBUKI-2 (GOSAT-2) para monitorear los cambios a largo plazo en los gases de efecto invernadero, esencial para lograr los acuerdos internacionales de 2016 para frenar el cambio climático.
La exploración espacial se lleva buena parte del presupuesto y dedicación de la JAXA. Entre sus múltiples misiones, cabe destacar la Hayabusa2. Es una misión de exploración del asteroide Ryūgū, cuyo objetivo es determinar si alguna vez existió agua. La nave espacial se lanzó en 2014 y tardó más de tres años en alcanzar el asteroide. Pequeñas unidades móviles, los róvers, se posaron en la superficie y recolectaron muestras del subsuelo.
En 2019, la Hayabusa2 inició su regreso y entregó las muestras a través de una cápsula independiente que aterrizó en el desierto de Woomera, en Australia, en diciembre de 2020. Los científicos aún siguen haciendo pruebas con las muestras recibidas.
JAXA lanzó en 2009 el primer satélite de Observación de Gases de Efecto Invernadero (GOSAT)”
Muy significativa también es la misión de PLANET-C, primera sonda espacial que Japón lanzó en 2010 hacia Venus, pero no llegó hasta 2015. Ahora, casi una década después, JAXA tiene miles de millones de datos sobre este planeta, que tiene la misma gravedad que la Tierra y está mucho más cerca que Marte, han asegurado.
JAXA trabaja ya en un proyecto internacional llamado Humans2Venus, que consiste en la construcción de una estación espacial podría albergar a unos 1.000 humanos en la década de 2050 a una altitud de unos 50 kilómetros sobre la superficie de Venus.
El organismo espacial nipón es muy activo en proyectos de cooperación internacional: Estación Espacial Internacional, Programa Artemis, Misión Exploración Lunar Polar –capitaneada por India-, entre otras.
El pasado mes de septiembre JAXA lanzó la sonda SLIM con el objetivo de alcanzar la superficie lunar. De prosperar la misión, Japón se convertiría en el quinto país del mundo en cumplir ese objetivo con un aterrizaje de precisión.
ISRO – La Agencia India de Investigación Espacial
Reportaje
ISRO es la agencia espacial nacional de la India, con sede en Bangalore. El Comité Nacional de Investigación Espacial de la India (INCOSPAR) fue establecido bajo el Departamento de Energía Atómica (DEA) en 1962, reconociendo la necesidad de la investigación espacial.
INCOSPAR creció y se convirtió en ISRO en 1969, dentro del DEA. En 1972, el Gobierno de la India había establecido una Comisión Espacial y el Departamento del Espacio (DOS), lo que llevó a ISRO al DOS. El establecimiento de ISRO institucionalizó así las actividades de investigación espacial en la India.
Desde entonces ha sido administrado por el DOS, que gobierna varias otras instituciones en la India en el dominio de la astronomía y la tecnología espacial.
Esta organización se dedica a la ciencia, la ingeniería y la tecnología para cosechar los beneficios del Espacio exterior para India y la humanidad. Es una de las seis agencias espaciales gubernamentales del mundo que posee capacidades de lanzamiento completas, desarrollo de motores criogénicos, lanzamiento de misiones orbitales y de operar grandes flotas de satélites artificiales.
ISRO construyó el primer satélite de la India, Aryabhata, que fue lanzado por la Unión Soviética el 19 de abril de 1975. En 1980, ISRO lanzó el satélite RS-1 a bordo del propio lanzador indio SLV-3, lo que convirtió a la India en el séptimo país en alcanzar la órbita terrestre después de la URSS, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Japón. SLV-3 fue seguido por ASLV, que posteriormente fue sucedido por el desarrollo de muchos vehículos de lanzamiento de elevación media, motores de cohetes, sistemas de satélites y redes que permiten a la agencia lanzar cientos de satélites nacionales y extranjeros y varias misiones de Espacio profundo para la exploración espacial.
La llegada del PSLV en la década de 1990 se convirtió en un gran impulso para el programa espacial indio. Con la excepción de su primer vuelo en 1994 y dos fallas parciales más tarde, el PSLV tuvo una racha de más de 50 vuelos exitosos. PSLV permitió a India lanzar todos sus satélites LEO, pequeñas cargas útiles a GTO y más de 340 satélites extranjeros.
Esta organización se dedica a la ciencia, la ingeniería y la tecnología para cosechar los beneficios del Espacio exterior para India y la humanidad”
Con 124 misiones espaciales y 94 lanzamientos, es una de las organizaciones espaciales de élite del mundo. Su éxito más reciente es Chandrayaan-3, la sonda lunar que aterrizó con éxito en la Luna. Con ello, India es una de las cuatro naciones que han aterrizado en la Luna, y la primera en hacerlo en el Polo Sur de la Luna.
ISRO fue la primera agencia espacial del mundo en confirmar la existencia de moléculas de agua en la superficie de la luna con sus tres misiones Chandrayan. Tiene la constelación de satélites de teledetección más grande del mundo y opera dos sistemas de navegación por satélite, GAGAN y NAVIC. Ha enviado dos misiones a la Luna y una a Marte. De hecho, India es la cuarta nación en llegar a Marte y la primera sin ningún fracaso. India también es conocida por la rentabilidad de sus misiones.
ISRO fue la primera agencia espacial del mundo en confirmar la existencia de moléculas de agua en la superficie de la luna con sus tres misiones Chandrayan. Tiene la constelación de satélites de teledetección más grande del mundo y opera dos sistemas de navegación por satélite, GAGAN y NAVIC. Ha enviado dos misiones a la Luna y una a Marte. De hecho, India es la cuarta nación en llegar a Marte y la primera sin ningún fracaso. India también es conocida por la rentabilidad de sus misiones.
Los objetivos en el futuro cercano incluyen expandir la flota de satélites, aterrizar un rover en la Luna, enviar humanos al Espacio, desarrollar un motor semi-criogénico, enviar más misiones no tripuladas a la Luna, Marte, Venus y el Sol y el despliegue de más telescopios espaciales en órbita para observar fenómenos cósmicos y al Espacio exterior más allá del sistema solar. Los planes a largo plazo incluyen el desarrollo de lanzadores reutilizables, vehículos de lanzamiento pesados y superpesados, el despliegue de una estación espacial, el envío de misiones de exploración a planetas externos como Júpiter, Urano, Neptuno, también a asteroides y misiones tripuladas a la Luna y planetas.
Los grandes logros de la India han venido de la mano de misiones como:
  • Aryabhata, primer satélite indio en 1975
  • Serie del Sistema Nacional de Satélites de la India (INSAT), 1983
  • Serie de satélites de comunicaciones GSAT (Geosynchronous Satellite, hasta 19 satélites), desde 2001
  • Primera misión a la Luna, Chandrayaan-1, 2008
  • Primera misión a Marte, Mars Orbiter Mission (MOM), 2014
Además de estas agencias espaciales existen más de 75 agencias espaciales gubernamentales en el mundo. Dignas de mención son: Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA); Agencia Espacial Canadiense (CSA); Agencia Espacial de los Emiratos Árabes Unidos (UAESA) y Agencia Espacial Australiana (ASA). Todas ellas han tenido un papel destacado coordinando las actividades espaciales de sus países, en cuanto a participaciones importantes como el Solar Orbiter, el CanadArm, o la sonda Hope Mars. Además, todas ellas cuentan con astronautas que han viajado al Espacio.
AEE – Agencia Espacial Española
Reportaje
Todo esto se cumple también en el caso de la Agencia Espacial Española (AEE) que tiene una relevancia especial ya que tras muchos años de indecisiones se ha conseguido aunar todos los esfuerzos en temas espaciales en un solo organismo. De reciente creación (20 de abril de 2023), es un organismo público responsable, en el ámbito espacial, de contribuir a la seguridad nacional, promover la investigación científica y la industria, representar a España en foros internacionales y coordinar a las instituciones nacionales en este ámbito. Asimismo, se encarga de diseñar y coordinar la Estrategia Espacial Española.
Hasta su constitución, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) realizaba una parte de las funciones de agencia espacial como la representación de España ante la Agencia Espacial Europea y gestionaba más del 80 % del presupuesto público de Espacio, pero no fijaba política espacial, ni planificación, ni realizaba ningún tipo de investigación. De hecho las competencias en materia de Espacio estaban repartidas hasta en cinco ministerios distintos.
No obstante, España ha conseguido muchos logros en las actividades espaciales durante esos años. Ha tenido su propio astronauta (Pedro Duque), ha participado en la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS) y los cargueros espaciales ATV para llevar suministros. Su participación en misiones de exploración ha sido muy destacada, aportando el conocimiento de la industria en proyectos icónicos como Curiosity y Perseverance, Huygens, Gaia, BepiColombo, JUICE, Orion/ESM y próximamente HALO en la estación lunar Gateway.
Es un organismo público responsable, en el ámbito espacial, de contribuir a la seguridad nacional, promover la investigación científica y la industria, representar a España en foros internacionales y coordinar a las instituciones nacionales en este ámbito”
Otro acierto que distingue a España de otros países con agencias espaciales es que se favoreció la creación de Operadores de Telecomunicaciones que aparte de dar un beneficio a la sociedad, han favorecido enormemente al desarrollo tecnológico del tejido industrial.
Todas las capacidades creadas durante tantos años cobrarán un impulso al dotar de coherencia y aunar las políticas espaciales en una sola institución. Por otro lado, se conseguirá un acercamiento más estrecho entre los institutos científicos y la industria para producir un entendimiento que sirva de gen para formular así propuestas más ambiciosas en contenido y rango económico.
Por ello, a pesar de su corta andadura como agencia espacial, España tiene un futuro prometedor en el Espacio con un potencial para colocarse entre las primeras del mundo.
Share.

Comments are closed.

Contacte con nosotros

Suscríbase a nuestra Newsletter